News : Entrenamiento virtual, ¿sí o no? Todas las claves


News : Entrenamiento virtual, ¿sí o no? Todas las claves

El entrenamiento virtual es la alternativa a las sesiones presenciales que requieren desplazamientos, y que se han visto afectadas por cancelaciones y limitaciones en el contexto de la pandemia. Precisamente desde el confinamiento han proliferado las plataformas con clases virtuales que se pueden ver en directo o en diferido. Son nuevas propuestas que se han unido a otras creadas antes del COVID-19, así como a entrenadores personales que ofrecen un servicio individualizado también online.

Nos preguntamos qué ofrecen exactamente, quiénes están detrás, cuáles son sus ventajas y cómo sacarles el máximo partido. Si te lo has planteado, te sugerimos leer antes de suscribirte.

Qué es un entrenamiento virtual

El entrenamiento online es que el utiliza dispositivos electrónicos y conexión a Internet para desarrollar la sesión, que puede ser en directo o en diferido. El entrenador y tú no estaréis en el mismo espacio físico, y puede que tampoco estéis haciendo ejercicio al mismo tiempo. Las posibilidades que se derivan de esto son múltiples.

Es preciso diferenciar entre el entrenamiento online en plataforma y el que tiene lugar con un entrenador personal. Al acceder a una plataforma puedas ver contenido general en directo o grabado. Son clases virtuales que puedes realizar como cualquier otra persona que se conecte y acceda al vídeo, pero no serán ejercicios diseñados específicamente para ti.

Realmente, el concepto anterior no es nuevo. Desde los tiempos del VHS se han vendido colecciones de sesiones de entrenamiento para ver en cualquier momento, y aún se pueden encontrar DVD con rutinas grabadas.

Es más novedosa la figura del entrenador o la entrenadora personal. En su caso, sí diseña un plan específico para el usuario y hacen un seguimiento de su actividad, de forma independiente a que también pueda acceder a una plataforma para ver contenido de forma asíncrona.

Esta última es la mejor opción para personas que tienen algún tipo de lesión o patología. El entrenador diseñará su rutina y la realizará junto al usuario, observando cómo las ejecuta y dándole indicaciones.

Beneficios de los entrenos virtuales

En tiempos de pandemia, el primer beneficio del que debemos hablar es la falta de contacto. El COVID-19 se contagia mediante las gotículas de una persona con síntomas respiratorios con la que se ha permanecido a menos de un metro. Por eso los gimnasios han tenido una apertura intermitente y muy restrictiva desde 2020.

El entrenamiento online supone también ahorro de tiempo, ya que se evita el trayecto de ida y el de vuelva a los espacios físicos donde tradicionalmente se han desarrollado estas actividades. Una movilidad que, además, también ha estado muy restringida por la pandemia.

Con frecuencia, las plataformas virtuales también resultan más económicas que un gimnasio. No ocurre lo mismo con un entrenador personal, que al proporcionar un servicio más personal también será más costoso. Sin embargo, ofrecen un entrenamiento adaptado que puedes ejecutar desde la comodidad de tu hogar.

Consejos para un entrenamiento virtual de éxito

Realizar entrenamientos en casa puede suponer un arma de doble filo. Primero, por la procrastinación. Segundo, porque la falta de variación de escenario puede generar agobio, más aún si teletrabajas.

Puede que te diera pereza ir al gimnasio, sí, pero cambiar de aires, ver a otras personas y compartir algún diálogo, aunque fuera breve y superficial, era una manera de socializar. Y los seres humanos somos seres sociales.

El entrenamiento online tiene sus desventajas, pero puedes seguir unos consejos útiles para que termine en éxito.

1. Busca lo que te interesa

Si es lo que te gusta, busca un entrenamiento virtual de bici, una plataforma o un entrenador personal vía online que te ofrezca actividades de este tipo. El yoga y el pilates, el HIIT o el zumba son otras disciplinas que se suelen cubrir, así que infórmate antes de darte de alta. Cuanta más variedad, mejor.

2. Varía la actividad y ten en cuenta el tiempo

El tipo de ejercicio que escojas dependerá mucho de tu forma física, tu estado de salud y tu objetivo. Un entrenador personal te puede ayudar, pero si no tienes acceso a un servicio personalizado, deberás tener en cuenta unas claves fundamentales.

Según MedLine Plus, la web de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU, los adultos deben dedicar a la actividad aeróbica al menos 150 minutos a la semana si es moderada y 75 minutos si de alta intensidad, aunque también se pueden variar ambas.

Se deben incluir actividades aeróbicas como bailar o hacer bici, pero dos veces a la semana también habrá que realizar actividades de fuerza: levantar pesas, trabajar con bandas, hacer abdominales y flexiones, etc. Además, se deben elegir actividades que incluyan todas las partes del cuerpo: piernas, caderas, abdomen, pecho, espalda, hombros y brazos. Aconseja repetir cada grupo muscular entre 8 y 12 veces por sesión.

3. Busca el espacio y el equipo adecuado

Lo ideal para motivarte es montar tu propio gimnasio en casa, es decir, reservar una habitación o parte de ella a la actividad física. Si tienes que despejar la zona, ordenarla y buscar los materiales en cada sesión, no estarás siendo muy productivo/a y te acabarás cansando.

Es habitual que el entrenador personal te avise con antelación sobre los materiales que vas a necesitar. Lo mismo debe ocurrir con las clases virtuales, que en la descripción del vídeo o antes de empezar la sesión deben avisar. Obviamente necesitarás subirte a la bici si vas a hacer un entrenamiento virtual de spinning, pero los accesorios para las sesiones de fuerza o incluso las de yoga y pilates pueden ser muy diferentes.

4. Sé constante

El entrenamiento deportivo virtual tiene la gran ventaja de que se puede hacer desde casa, pero no te confíes. Estar en casa no es sinónimo de tener más tiempo, pues a veces se pueden pasar las horas trabajando, hablando con la familia o simplemente viendo series. Fíjate un horario y trata de cumplirlo.

5. Intenta desarrollar relaciones personales

La falta de socialización puede ser una desventaja, sobre todo si te cuesta ponerte a hacer ejercicio. Quizás en otras épocas un/a amigo/a te ha acompañado y eso te ha obligado a ponerte en marcha, pero la soledad puede hacerse cuesta arriba.

Si trabajas con un entrenador personal, le irás contando tus progresos y preferencias, al igual que él/ella te explicará las tablas. Si trabajas con una plataforma que no ofrece un servicio tan personalizado puedes unirte a las clases online (de haberlas). Además, seguro que puedes participar en las comunidades que los monitores habrán creado en sus redes sociales. Haz comentarios, pregunta y, en definitiva, interactúa.

Mejores plataformas virtual training

Estas son algunas de las más populares:

1. Gym Virtual

Es la plataforma puesta en marcha por la divulgadora de contenidos de salud y belleza Patry Jordán. Tiene una amplia variedad de recursos de los que puedes hacer uso de forma totalmente gratuita, como los entrenamientos. Los encontrarás divididos por duración de la sesión, nivel, parte del cuerpo a trabajar, tipo de entrenamiento y material.

En el apartado de entrenamiento mensual, encontrarás calendarios interactivos con los ejercicios que hace día tras día durante todo un mes, incluyendo los descansos. Va cambiando, aunque puedes empezar por el calendario de principiantes, el plan work out de 12 semanas o los retos. Además, en el apartado de nutrición encontrarás recetas y planes.

2. Wowego

Es un gimnasio online donde, además de actividades de running, fitness, pilates, yoga y dance fit, puedes encontrar las de ciclo indoor. Esta última no es habitual en las plataformas online de clases en vivo o en diferido.

Desde 6,75 euros al mes si contratas el plan anual, puedes acceder a todas las clases sin límites. Duran entre 20 y 60 minutos y tienen diferentes niveles de intensidad. También ofrecen clases, retos y pautas de alimentación.

3. Ictiva

Ofrece más de 20 disciplinas diferentes con clases diarias en directo y salas de ejercicio con más de 1000 sesiones en vídeo. Entre las actividades, se ofrecen las relacionadas con mindfulness, meditación y relajación, pero puedes seguir planes de entrenamiento según tus objetivos: perder peso, tonificar y fortalecer.

También tienes acceso a dietas y recetas, y puedes hacer un seguimiento de tu evolución y ganar premios para motivarte. Los precios varían entre los 5,95 euros mensuales por la suscripción anual, y los 8,95 euros mensuales si contratas trimestralmente.

4. Sprinter Pass

Es un servicio de la franquicia de moda y accesorios deportivos Sprinter, y que se ofrece a través de una plataforma que la marca desarrolló durante la pandemia por el coronavirus. Lo mejor es que resulta muy económica, pues es una suscripción anual de 24,99 euros al año. Además del acceso a contenidos deportivos, ofrece envíos gratis al comprar en Sprinter y otras ventajas.

En cuanto a las clases, tienen baile, yoga, training (fuerza y flexibilidad), hiit y pilates. Hay directos de lunes a viernes durante todo el día y el sábado por la mañana, en un horario que te puedes descargar en PDF. Las ofrecen entrenadores conocidos en el mundo de las redes sociales, como María Tosh, Kuuuxy o Arjuna, y también puedes acceder a los vídeos en diferido.

5. Entrena Virtual

Entrena Virtual Low Cost Gym es la plataforma de los entrenadores Javier Menéndez y Vikika (que también ofrece en su web planes de entrenamiento personal individualizado), a quienes se les han unido especialistas en diferentes disciplinas para poner en marcha este gimnasio online. Te puedes suscribir mensualmente o hacer un único pago anual de 119,88 euros al años, lo que te permitirá ahorrar 36 euros.

Tiene entrenamientos en directo y clases para ver en diferido que están disponibles durante cuatro semanas una vez se publican. Y tienen todas las disciplinas de un gimnasio, además de algunas especiales: full body, hiit, pilates, cardio dance, dance kids, hipopresivos, Vikika booty, embarazadas o especial mujeres. No tienen prueba gratuita, pero sí te harás una idea mirando el perfil de Instagram de la plataforma.

6. Class Land

Ofrecen contenidos en cuatro temáticas diferentes: body, food, arts y academy. Es decir, desde entrenamientos a clases de cocina, de maquillaje y de inglés, entre otras. Tiene varias modalidades de suscripción como las clases regulares, que se pueden disfrutar en directo y en diferido a través de una suscripción mensual que variará según la actividad. Se renueva mensualmente salvo que canceles, pues no tiene permanencia.

Entre los entrenamientos, destacan los de la exnadadora de élite, fisioterapeuta y entrenadora personal Crys Dyaz, en quienes confían caras conocidas como Aitana Ocaña, Laura Escanes o Alexandra Pereira. Con Crys Dyaz and Co ofrece junto a otros entrenadores seis clases de 60 minutos de duración a la semana por 12 euros al mes.

7. Better Naked Club

Este nombre tan sugerente fue el elegido por el entrenador Miguel Ángel Peinado y la influencer Paula Ordavás, que propone desde el acceso a cinco vídeos por 9,90 euros a planes anuales de hasta 250,90 euros al año. Podemos considerar el plan Pearl Peach como el estándar, que cuesta 19,90 euros al mes.

Según el que escojas, tendrás acceso a vídeos semanales, masterclass, sesiones especiales y recetas y tips. Ofrecen una clase online diaria que luego se puede ver en diferido durante las cuatro semanas posteriores a su publicación.

Bonus: entrenadores personales

Al contrario que las plataformas, los entrenadores personales online sí te ofrecen una atención individual en la que tienen en cuenta todas tus condiciones: edad, nivel, objetivos, posibles lesiones o patologías, etc. Obviamente el precio será mayor, pero puedes contemplarlo si tienes alguna necesidad específica o un objetivo de calado que requiere asesoría.

En este caso, deberías contrastar la trayectoria del entrenador o entrenadora, comprobar cuáles son los medios y con qué frecuencia los va a usar para ponerse en contacto contigo y hacerte el seguimiento. Tendrá que ser muy didáctico, escucharte y motivarte, y también dirá mucho a su favor su capacidad de innovar y las herramientas e información que te proporciona para ganar autonomía.

Todo lo anterior es lo que hace a un buen entrenador online, y a continuación te dejamos ejemplos de profesionales bien valorados:

  • Vikika. Además de la plataforma Entrena Virtul, ofrece planes básicos y por pareja en versiones normales y premium de entrenamiento personalizado. Según cual contrates, accederás a planes combindos de dietas y entrenamiento y un número determinado de contactos y revisiones. La horquilla de precios varía entre los 80 euros (60 la renovación) y los 379 euros al mes (359 la renovación).
  • Sara Rodríguez. Esta entrenadora personal e instructora de fitness también ofrece planes variados sin dieta o con dieta, a los que te puedes acoger mensualmente o por trimestres. Así pues, los planes varían entre los 79 euros mensuales o los 249 por tres meses. En todos realiza evaluación inicial, videollamadas por Skype o WhatsApp, contactos ilimitados por WhatsApp y registros.
  • Iván Perujo. Es un entrenador personal con más de 20 años de experiencia que ha instruido a políticos, actores o futbolistas de élite de clubes tan importantes como el Real Madrid. Tiene dos planes, oro y plata, a 45 y 75 euros al mes respectivamente. El más básico incluye una entrevista y resolución de dudas por email, así como un asesoramiento nutricional genérico. El servicio oro sí incluye entrevista inicial y reunión mensual por Skype, dieta personalizada, seguimiento semanal, etc.
  • Álex Lamata. Entrenador personal conocido en redes por promover el movimiento #YoMeMuevoenCasa durante el confinamiento, y que también ha formado parte de Sprinter Pass. Ofrece un plan de entrenamiento personal adaptado con contacto semanal por email o Skype, incluyendo nutrición y acceso a su app por 49,90 euros al mes. Aparte, tiene una plataforma virtual con clases de en vivo y planes de entrenamiento genéricos desde unos 9 euros al mes, o 13 si quieres acceder a planes al apartado de nutrición. Puedes probar durante cinco días.

Conclusiones

El entrenamiento virtual tiene ventajas como la realización de ejercicio desde la comodidad de tu hogar, evitando desplazamientos y concentraciones de personas. Desventajas como la socialización que ofrecen los gimnasios presenciales se pueden paliar con los consejos que te hemos ofrecido para tu planificación y para mantener la motivación.

Hay que distinguir entre entrenamiento online por plataformas y planes personalizados y específicos puestos en marcha y seguidos por un profesional. Identifica tu necesidad y compara servicios antes de contratar, sobre todo si optas por planes anuales.


Like it? Share with your friends!